Hacer la maleta… ¡Qué horror!
Especialmente si se trata de un viaje de trabajo, que por lo general no dura más de 2 o 3 días y está salpicado de eventos de distinto tipo…

¡Nunca sabes que meter!

al final acabas echando dentro un montón de cosas que probablemente no te pondrás, pero…¡por si acaso! y dejándote algún imprescindible.

Sin embargo, si a la hora de hacer el equipaje eres selectiva y te dejas guiar por lo práctico, comprobarás que la tarea no es tan complicada.

Dos cosas fundamentales…

    • Repasar el programa del viaje, tipo de actos, horarios, lugar de celebración…
    • Y el clima en el lugar de destino.

  • [br top=”10″]Como partimos de la base de que ya tienes el armario organizado a tu medida y todas tus prendas combinan a la perfección, porque lo tienes ¿verdad? en menos que canta un gallo tendrás lista la maleta.

    Te sugiero que optes por básicos, en colores neutros preferentemente sin olvidar alguna prenda en tonos de tu paleta estrella fácilmente combinable con los anteriores y que además de sentarte como un guante te aporta belleza.

    A ver que te parece esta propuesta…

    Qué llevarse a un viaje de trabajo
    Como te decía y yo he optado por prendas de fondo de armario. Si no tienes exactamente las mismas no pasa nada, seguro que tienes otras parecidas. Emplea mis propuestas como referencia para combinar colores y prendas en función de lo que tengas en tu armario y de tu estilo.

    El viaje:

    Si a tu llegada tienes ya una reunión de negocios te sugiero la siguiente combinación de prendas: 2,4,5,7,10 y 11.
    Si por el contrarío tienes algún margen de tiempo puedes optar por un estilismo bastante más casual: 6,7,10,11,12 y 13 ó 14, dependiendo de si el día está lluvioso o no.

    Reuniones:

    En función del tipo de reunión o evento, la hora y el lugar, tienes varias posibilidades…
    Opción nº1: 3,5,6,9 y 10. Siempre puedes añadir al look algún complemento como collar, pulsera, anillo, pañuelo…
    Opción nº2: 2,4,7,8,10 ó 14 si prefieres llevar falda.
    Opción nº3: 2,3 ó 7,4,10 y 12 si se trata de una reunión más informal en la que el vaquero con tacón no desentona.

    Cocktail o Cena:

    También diversas opciones en las que la comodidad y tu gusto personal tienen cabida…
    Look nº1: 1,3,9 y 14
    Look nº2: 1,3,4,10 y 11.

    Aunque en este tipo de viajes relámpago suele haber poco espacio para el esparcimiento, salvo que esté programado, mi recomendación es que nunca te olvides de tus vaqueros favoritos y de un calzado cómodo y plano… por si tienes oportunidad de ir de shopping, visitar un museo o ir al cine.

    Teniendo en cuenta que al menos 5 de estas prendas las llevarás puesta durante el viaje, en un sencillo trolley de cabina te cabrá absolutamente todo lo que necesitas y te ahorrarás la facturación.

    Es importante que tengas en cuenta la calidad de los tejidos. Elige géneros que no se arruguen con facilidad o te tocará planchar a tu llegada.

    Y para terminar…

    ¡No te olvides del pijama!

    ¿Qué tal se te da esto de la maleta?¿Eres del tipo tortuga y siempre viajas con la casa a cuesta?

    [br top=”20″]
    banner ebook 2

    [br top=”40″]

    Pin It on Pinterest