Estoy segura de que en más de una ocasión, delante de tu armario lleno hasta la bandera o tras una jornada de shopping en la que has quemado la VISA, has tenido la sensación de no tener nada que ponerte.

Y aunque tu chico, tu madre, tu hermana o tu misma no te lo acabes de creer, observando las dimensiones de tu ropero, tener

«El armario lleno y nada que ponerte»

no es solo posible sino incluso más que probable…

Y es que a pesar del tiempo, esfuerzo y dinero que dedicas a tu vestuario no consigues tener un armario a tu medida, o lo que es lo mismo, un armario que te permita atender todos tus compromisos personales, sociales y profesionales con garantías de éxito.

¿El motivo?

Muchos y variados.

De momento yo voy a darte cuatro…¡a ver que te parece!

Asesora de Imagen

1º No te conoces… y así es imposible tener un armario en condiciones.

Si no sabes cuales son los puntos fuertes de tu silueta, aquellos que te interesa destacar, si no tienes identificados los «defectillos» de tu figura que quieres que pasen desapercibidos, es prácticamente imposible que te encuentres estupenda con la ropa que tienes en el armario.

Con mucha suerte te verás más o menos, con menos suerte conseguirás salir del paso, pero en la mayoría de las ocasiones recurrirás a las 2 o 3 prendas que te sacan de todos los apuros, con las que no estás del todo mal pero con las que nunca te sentirás la reina del mambo.

2º Compras sin planificar… lo cual es garantía de fracaso.

Ir de shopping sin lista de la compra es igual de peligroso que ir al super sin ella.

Volverás a casa con cantidad de prendas que no tenias previsto comprar y sin las que realmente necesitas y te dan juego.

Si no llevas apuntado qué prenda adquirir para completar algún estilismo que ya tienes, si compras prendas sueltas que no combinan con nada de lo que hay en tu armario, si no sabes qué prenda necesitas para elevar look corriente a la categoría de extraordinario, conseguirás tener mucha ropa pero…¡nada que ponerte!

Verte bien, sentirte mejor

3º Te adaptas a las tendencias… en lugar de adaptar las tendencias a ti.

Cada temporada la industria de la moda te bombardea con un montón de tendencias y prendas pero te da pocas pistas sobre como adaptarlas a tu estilo, edad, figura o personalidad con lo que te encuentras perdida…

No tienes que ponerte todo lo que los expertos dicen que se lleva, ves en las revistas o cuelga de los percheros de Zara… no al menos sin reflexionar sobre cómo te sienta a ti.

En moda, como en casi todo en la vida, hay pocas verdades absolutas y a veces un no a es el primer paso para el éxito.

4º Haces caso a la dobladora/vendedora que te pongas lo que te pongas siempre «te queda divino de la muerte».

¿O recuerdas alguna ocasión en que una dependienta te ha dicho que no te compraras algo porque no te quedaba bien?

A mi no me ha pasado nunca y te juro que no tengo el tipo de Paula Echevarria, Irina Shayk o Alessandra Ambrosio a las que todo parece sentarles como un guante.

Por otro lado, tu madre, tu hermana, tu amiga o tu chico, salvo que sean asesores de imagen, te darán su opinión con todo el cariño del mundo pero con escasa o nula subjetividad y en ningún caso serán capaces de aconsejarte sobre una opción alternativa que te quede mejor.

Y ahora que me dices ¿Algo de esto te resulta familiar? ¿Empiezas a explicarte porqué tienes el armario lleno y nada que ponerte?

Pues ya sabes, si quieres sacar más partido a tu imagen, verte estupenda y que te vean más atractiva, empieza a corregir estas pequeñas malas costumbres

y apúntate ya a mi lista de suscriptoras haciendo click en este botón

MeApuntoRectangular210x67verde

[br top=»120″]
Recibirás cada martes consejos, trucos y recomendaciones en exclusiva.

Como siempre, no te vayas sin dejarme tu opinión, comentario o sugerencia… siempre me ayudan a mejorar.

¡Feliz semana!

[br top=»40″]

Pin It on Pinterest