Seguramente en alguna ocasión te has comprado una prenda de vestir con muchisima ilusión, convencida de que ibas a estar divine, espectacular, a dar la campanada con tu modelazo, de que todo el mundo iba a verte esplendida y nada de nada.

Ni el más mínimo comentario respecto a tu aspecto…¡vaya chasco!
Y tu que creías tenerlo todo bajo control.

El vestido te sentaba como un guante, los zapatos, bolso y demás complementos perfectamente combinados, tu peinado fantástico e incluso el maquillaje, para nota… pero ni el más mínimo cumplido.

¿Que puede haber fallado?

…pues probablemente el color.

El color, si… ese mínimo detalle al que pocas veces das importancia a la hora de comprarte ropa nos ha arruinado tu look, la velada y tu ánimo.

Te dejaste llevar por las tendencias. Se lleva el rosa, pensaste. Los escaparates, las revistas, las celebrity…

“Esta primavera todo es rosa”

así que tu…¡de rosa a muerte!

Pero ¿Qué rosa?porque rosas hay muchos ¿no?
Rosa palo, rosa ciclamen, rosa pastel, frambuesa, magenta, fucsia, coral….

Armonía fría opaca
Y aunque parezcan los mismo, aunque las diferencias entre un tono y otro sean mínimas, su efecto sobre nosotras es abismal…

Ya sabes que a todas no nos sientan bien todos los colores, lo que no nos sientan bien son todos los tonos de un color. De ahí la importancia de determinar tu armonía de color para en base a ella definir tu paleta estrella, o lo que es lo mismo, los tonos de cada color que más te favorecen.

El color es el aliado perfecto para disimular o resaltar determinadas partes de nuestra figura y conseguir lucir más estilizadas y esbeltas.

Armonía fría luminosa
Es cierto, por ejemplo, que el negro adelgaza, pero también envejece. Así que antes de utilizarlo deberías comprobar si está entre tus tonos estrella de tu paleta, de otro modo puede que te quite 5 kilos pero te pondrá 5 años… ¡y no se yo que es peor!

A través del color transmitimos a los demás características de nuestra personalidad, capacidades y estados de ánimo… seguridad, tranquilidad, dulzura, cercanía, profesionalidad, dinamismo…

El azul es un color asociado a la inteligencia, la seguridad, autoridad… así que será una buena opción vestirlo cuando acudas a una entrevista de trabajo o tengas una comida de negocios.

Armonía cálida intensa
Por último el color nos ayuda corregir imperfecciones, nos quita años y nos aporta belleza… siempre y cuando elijamos los tonos que nos favorecen de nuestra paleta estrella.

Así que como ves el color es, por muchos y variados motivos, un detalle muy importante a tener en cuenta a la hora de adquirir una prenda.

Para que no tengas problema a la hora de elegir el tono de rosa que más te favorece y con el que vas a estar espectacular esta temporada, te he preparado estos 4 looks. Asegúrate primero de si tu armonía es cálida o fría y posteriormente de cómo es el aspecto de tu piel luminoso u opaco… ¡Y listo!

Armonía cálida luminosa

Se acabó eso de que a mi no me sienta bien el rojo, el verde o el amarillo… como te he comentado antes, no es cuestión del color sino de la tonalidad.

Si no tienes claro todavía cuales son tus colores y cómo utilizarlos en función de tus necesidades, te recomiendo que empieces por realizar un análisis de color ¡ni te imaginas lo que puede mejorar tu aspecto cuando vistes las prendas que se adaptan a ti!

[br top=”10″]
Y ahora a disfrutar de una primavera color de rosa…

¿Te apuntas?
[br top=”20″]
banner ebook 2

[br top=”40″]

Pin It on Pinterest