Me pasé la adolescencia y gran parte de mi juventud peleada con mi cuerpo y amargada con mi imagen.

Imitaba a mis hermanas, me compraba la misma ropa que mis amigas, copiaba los looks que veía en las revistas, pero nunca conseguí gustarme.

hasta que me conocí y aprendí a vestirme para ser yo y sacar lo mejor de mi. 

Aprender a vestirme me cambio la vida y voy a ayudarte a cambiar la tuya.

Me pasé la adolescencia y gran parte de mi juventud peleada con mi cuerpo y amargada con mi imagen.

Imitaba a mis hermanas, me compraba la misma ropa que mis amigas, copiaba los looks que veía en las revistas, pero nunca conseguí gustarme.

hasta que me conocí y aprendí a vestirme para ser yo y sacar lo mejor de mi. 

Aprender a vestirme me cambio la vida y voy a ayudarte a cambiar la tuya.

estoy convencida de que el mundo está lleno de mujeres extraordinarias que ignoran su valía.

Mujeres que viven eclipsadas por las vidas de otros, acomplejadas por arquetipos sociales y avergonzadas por no dar la talla.

Mujeres que únicamente necesitan creer en ellas mismas para vivir más y mejor.

Pero para creer tienes que ver y en esto consiste mi trabajo:

En escarbar y desempolvar todo lo bueno que posees y de lo que no eres consciente.

Y enseñarte a brillar con tu propia luz.

Cumplir años no es sencillo. Siendo mujer, menos todavía.

Si a los cambios hormonales que desbaratan tu cuerpo y alteran tus emociones unes esa extraña, pero cierta, sensación de invisibilidad a la que la sociedad condena a las mujeres próximas al medio siglo,

Cumplir años no se presenta como el planazo de tu vida.

pero la belleza y el estilo no son patrimonio exclusivo de la juventud.

De hecho, estas rodeada de mujeres que han sabido torear con arte el paso del tiempo.

Mujeres que pese a sentir que su cuerpo anda como caballo desbocado, consiguen que su imagen refleje la frescura y juventud  que llevan dentro.

Van cumpliendo años conservando el aspecto sexy, femenino y seductor de la mujer que siguen siendo.

Van cumpliendo años conservando el aspecto sexy, femenino y seductor de la mujer que siguen siendo.

Mujeres que en lugar de lamentarse o resignarse han decidido vivir esta etapa de la vida con alegría. Plenamente.

Saben que para sentirse bien tienen que verse bien y han empezado por aceptarse, cuidarse y aprender a vestirse para sacarse el mayor partido.

Porque tú topa es la herramienta más efectiva que tienes a tu alcance para verte cómo quieres, cómo eres y cómo deseas que te vean los demás.

 

tu ropa es mágica y te cambiará la vida.

La ropa influye en la percepción que tienes de ti misma, te aporta seguridad y confianza.

Tiene que ver con lo que tú eres, con tus sentimientos, con la forma en que te relacionas con los demás.

Tu ropa es un elemento fundamental de tu felicidad.

Por eso necesitas aprender a vestirte:

Para ser tú, sentirte tú y gustarte.

déjame ayudarte a conseguir en pocas semana que te mires al espejo y te sientas segura y feliz con tu imagen.

TALLER ONLINE GRATUITO

Voy a mostrarte paso a paso, el método con el que mis clientas han conseguido cumplir años viendose atractivas, juveniles y estilosa siendo tal como son.

Sin imitar a nadie. Sin dejar de ser tú.

Cuando todo te viene de lado ¿Cómo no disfrutar de lo que haces?

Soy Maqui, asesora de imagen femenina y estoy orgullosa de ver en lo que se han convertido las mujeres que han confiado en mí.

Lo sé porque me lo cuenta y porque lo compruebo a menudo gracias a la relación tan cercana que seguimos manteniendo incluso años déspues de haber trabajado mano a mano.

Y eso a pesar de que cuando comencé en este negocio una gurú del marketing me advirtió de no cruzar nunca la línea que separa al cliente del amigo.

Yo no he sabido hacerlo. O no he querido.

Pero es que cuando una mujer me abre las puertas de su alma, me confía tantas intimidades y vuelca en mi sus temores  y frustraciones, no puedo mantenerme al margen.

Yo pase hace años por lo mismo y sé lo perdida que te encuentras, lo que condiciona tu vida, lo que agradecerías en ese momento tener a alguien a tu lado que te escuche, te entienda, te guie.

Que te lleve de la mano y te muestre el camino que te saca de ese laberinto.

Y eso hago yo con mis clientas, ayudarlas a que salgan del lado oscuro y te atrevan a brillar.

Cuando todo te viene de lado ¿Cómo no disfrutar de lo que haces?

Soy Maqui, asesora de imagen femenina y estoy orgullosa de ver en lo que se han convertido las mujeres que han confiado en mí.

Lo sé porque me lo cuenta y porque lo compruebo a menudo gracias a la relación tan cercana que seguimos manteniendo incluso años déspues de haber trabajado mano a mano.

Y eso a pesar de que cuando comencé en este negocio una gurú del marketing me advirtió de no cruzar nunca la línea que separa al cliente del amigo.

Yo no he sabido hacerlo. O no he querido.

Pero es que cuando una mujer me abre las puertas de su alma, me confía tantas intimidades y vuelca en mi sus temores  y frustraciones, no puedo mantenerme al margen.

Yo pase hace años por lo mismo y sé lo perdida que te encuentras, lo que condiciona tu vida, lo que agradecerías en ese momento tener a alguien a tu lado que te escuche, te entienda, te guie.

Que te lleve de la mano y te muestre el camino que te saca de ese laberinto.

Y eso hago yo con mis clientas, ayudarlas a que salgan del lado oscuro y te atrevan a brillar.

¡Cómo no voy a poner toda la carne en el asador para que tú,  como tantas otras mujeres Y como yo misma consigas cumplir años sintiéndote a gusto con tu cuerpo y feliz de tu imagen!

Yo que soy el mejor ejemplo de que cuando dejas de imitar a otras, te conoces y usas la ropa a tu favor, tu imagen y tu vida dan un giro de 180º…

“Si me hubieras visto hace 20 años” es lo primero que me pasa por la cabeza cuando alguna clienta o seguidora me hace un cumplido sobre mi aspecto o estilo.

Yo que me compraba la misma ropa que mis amigas porque estaba convencida de que eran más guapas y tenían más estilo que yo.

Yo que usando la 38 y midiendo 1,68 no conseguía verme bien con nada.

Yo que me planté en la boda de uno de mis mejores amigos vestida de blanco impoluto.

Pues aquí me tienes ahora, ayudando a mujeres como tú a sentirte asi…

En el entorno profesional recibo halagos que agradezco con sentido del humor y he observado que mejorando mi imagen la comunicación con los demás me resulta más sencilla y espontanea. Tengo la sensación de que ahora la gente presta más atención a mi opinión. Ojalá lo hubiera hecho antes.

Carolina Salvo. Profesora de Música.

A partir de las pautas y consejos que Maqui me  dio, elijo mejor qué ponerme en cada ocasión y sobre todo compro con más cabeza, pensando en qué necesito y en qué tipo de prendas, colores, son los que mejor me sientan. Mi cambio de aspecto se nota y la gente me lo dice. Ahora tengo la sensación de acertar más con mis looks y eso me gusta.

Marga Gabarre. Periodista.

No me sentía bien con mi imagen. Era consciente de que mi aspecto podía mejorar bastante y mis amigas y mi marido me animaban a hacer algo pero yo no acababa de decidirme. Cuando Maqui organizó un taller en Huesca no lo deje pasar.  Gracias a su pautas y consejos empece por cortarme el pelo y ese simple hecho supuso ya un cambio notable en mi apariencia. A partir de ahí seguí con los colores y las prendas de vestir para sacar más partido a mi figura y el cambio fue todavía más patente. Ahora me veo más favorecida y me gusto mucho más.

Celia Elfau

Celia Elfau. Directiva.

¿Qué tal si ahora te cuento algo más de mi?

Soy canaria, se me nota y además ejerzo de ello. Y aunque hace años que vivo fuera, cualquier “coartada” me vale para darme un “saltito” a mi isla. Existiendo Gran Canaria ¿Quién quiere el Caribe?

Tengo una memoria de elefante. Eso es al menos lo que dicen mis hermanos que siempre que necesitan algún dato histórico familiar, 15, 20, 30 años… recurren a mi “disco duro”.

Me gusta la playa, el sol, el chocolate negro muy negro y correr.  Correr ha definidomi carácter, ha hecho de mí la persona que soy.

Hace 10 años cuando me diagnosticaron una hernia discal que me obligó a pasar por el quirófano lo primero que pensé “Por lo menos ya he corrido una maratón”

La lectura es mi otra gran pasión. Quién vive sueña, viaja, crece. Estoy convencida de que leyendo vives mil veces.

El mundo de la imagen es mi medio natural. Estudie publicidad. He trabajado en agencias de publicidad y en departamentos del marketing y en el 2006 dí el salto al vacío montando mi propia consultaría de comunicación.

¿Qué me pongo para…? Me preguntó un día un cliente y eso cambió mi destino.

Creo en las mujeres al 100%. En su fuerza, su valía, su poder. Y de la necesidad y urgencia dejar de pedir permiso o perdón por nuestra condición. Ya va siendo hora de ponernos en valor porque…

Pin It on Pinterest