Que  todas queremos encontrar el vaquero perfecto no es ninguna novedad.Tampoco lo es que dar con esa preciada pieza exige probar, probar y probar…

Con tantas marcas, modelos y cortes no hay quién lo consiga hasta pasados unos cuantos intentos.

Porque a pesar de ser una pieza básica, informal en principio y fácilmente combinable, son tantos los detalles a considerar que siempre se nos acaba escapando alguno, en muchos casos el más importante… ¡el canesú!

Es muy probablemente no hayas oído hablar del canesú de los vaqueros en tu vida así que antes de entrar en materia y darte las claves para que a partir de ahora no vuelvas a comprarte un vaquero sin tenerlo en cuenta, te explico de qué se trata.

El canesú del vaquero, o del cualquier otro tipo de pantalón…

Es la pieza con forma de V más o menos pronunciada, que va desde la cinturilla a la parte superior del bolsillo.

Esta pieza permite que el pantalón se adapte perfectamente tanto a la cintura como al trasero evitando las arrugas y bolsas tan poco favorecedoras que suelen aparecer en los modelos que no la llevan.

Los pantalones, vaqueros y no vaqueros, que no lo llevan resultan poco favorecedores para la silueta femenina pero particularmente para las que tenemos escasas posaderas o demasiadas… o estas son planas.

Da además al trasero un aspecto caído y poco tonificado.

En resumen, el canesú del vaquero marca la diferencia entre que luzcas un culo plano y sin forma o por el contrario un trasero redondete, respingón y a la altura.  En definitiva…que te sienten como un guante o como un tiro.

Y al igual que existen mil formas de perneras, alturas de tiro y tamaños de bolsillo, existen otras tantas formas de canesú que evidentemente se adaptan mejor a cada tipo de cuerpo, así que vamos con los detalles.

Tipos de canesú de vaquero.

Dependiendo de la forma del canesú los pantalones crean ilusiones ópticas que hacen que tu cintura y cadera se vean más anchas o estrechas, tus piernas más estilizadas o que tu culo luzca más redondo, más plano e incluso más alto o caído.

Canesú Recto

Es perfecto para mujeres con silueta reloj de arena y triángulo que quieran potenciar su cintura.

Sin embargo, si el objetivo es no aportar volumen en esta zona deberás evitar este tipo de canesú.

straight yoke

Canesú Profundo

Es el menos favorecer para la silueta femenina porque le resta sinuosidad y feminidad haciendo que el culo parezca más plano de lo que en realidad es. Sin embargo ha estado y sigue muy de moda, es el típico canesú de los pantalones de corte boyfriend que dan a la pieza el aspecto de pantalones caídos y culo plano.

Si además los bolsillos se desplazan ligeramente hacia abajo, más allá de la base del muslo el efecto el efecto se multiplica.

Muy poco recomendable para mujeres con poco trasero o plano que quieren lucir una silueta más femenina.

El canesú... la pieza básica de tus vaqueros.

Canesú Arco ascendente

También llamado corazón por la forma que presenta. Aporta volumen en la zona de las nalgas, las envuelve y recoge así que es perfecto para mujeres con culo pequeño o plano.

Es típica de los vaqueros ajustados pues permite que el pantalón se adapte perfectamente a la forma del cuerpo.

Si quieres presumir de culo… está es una opción fantástica!

Canesú con forma de corazon

Canesú V suave

Un corte muy favorecedor para mujeres con curvas o formas de redondeadas. Es también el más usado.

Estiliza las piernas, ayuda a suavizar la amplitud de cadera y acentúa la parte superior del trasero.

Canesú o yugo del vaquero

Canesú invertido

Crea la ilusión óptica de un trasero más lleno y redondeado. Muy favorecedor para mujeres de cadera estrecha como la triángulo invertido.

En este tipo de pantalones los bolsillos suelen colocarse un poco más separados para dar mayor amplitud al trasero.

canesú invertido

Existen otros elementos a tener en cuenta a la hora de elegir un vaquero pero siendo sincera, conseguir que el culete se vea redondito, recogido y elevado hace que tu figura además de juvenil, luzca mucho más femenina y sexy y es a lo que todas aspiramos ¿o no?

Da igual que tipo de culo tengas, si eliges tu vaquero teniendo en cuenta el canesú conseguir un culete manzana  es bastante más sencillo.

Puede que a veces te dé pereza dedicar tiempo a encontrar la prenda perfecta o se te haga pesado tener en cuenta tantos detalles pero es lo que maraca la diferencia entre que te pongas lo que te compras o que se convierta en un cadáver más en tu armario.

En la mayoría de los casos el motivo por el que arrinconas la ropa no es porque esté vieja, pasada de moda o no te guste… lo haces porque no te ves guapa, porque no te sientes atractiva con ella. ¿Me equivoco?

Un color, un bolsillo, una costura recta o curva, una pinza… son como las notas musicales, componen una melodía. Cambiando una sola nota, por mínima que sea, la melodía se transforma.

Con la ropa ocurre exactamente lo mismo… una simple costura transforma el efecto de esa prenda sobre tu cuerpo. Una veces a tu favor y te ves espectacular, te sientes guapa y cosechas elogios y admiración y otras todo lo contrario… te ves fea, poco favorecida y nadie repara en ti.

Conocer el lenguaje de las prendas te ahorra un montón de dinero pero sobre todo frustraciones. 

En mi post sobre el lenguaje de tu ropa tienes muchas pistas que te darán idea de en que aspectos debes fijarte a la hora de comprar cualquier prenda para conseguir verte espectacular.

No necesitas estar más delgada, ser más joven ni usar otra talla, lo importante es que aprendas a usar la ropa para sacarte partido. 

A partir de ahora ¿Vas a tener en cuenta el canesú a la hora de comprarte un vaquero?

 

Pin It on Pinterest