fbpx
La adolescencia es el único momento de la vida en el que no nos importa parecer mayores, representar más edad de la que tenemos, aunque solo sea por que nos dejen salir hasta más tarde o entrar en garitos reservados en exclusiva para adultos.

Que a los 15 o 18 alguien deje de vernos como niñas y nos trate como a mujeres hechas y derechas, nos parece todo un cumplido. El colmo de la sofisticación.

Si ese alguien es el chico que te gusta… ¡apaga y vámonos!

A partir de ese momento y a medida que vas soplando velas más todavía, la cosa de un giro de 180º y lo que buscamos a toda costa es quitarnos años de encima.

No se trata de no aceptar el paso del tiempo ni de intentar aparentar lo que no somos, simplemente lo que queremos es vernos tal y como nos sentimos.

Ni cómo tu madre, por muy estilosa que sea.

Ni cómo tu hija, porque eres consciente de que una cosa es verte juvenil y otra disfrazarte de «adolescente».

Pero con una industria de la moda para la que, salvo contadas excepciones, las mujeres a partir de los 40 no existimos…

Dime si no por qué no hay quién encuentre un vestido de temporada bonito, favorecedor y sexy con un largo decente. Entendiendo por decente un largo sensato o que al menos puedas adaptar a tus gustos y comodidad.

O te vas a los midis y maxis o la opción es tan mini que parece más un cinturón ancho que una falda o vestido.

¿Y qué me te parecen los tops crop? Esa tendencia empeñada en que enseñes al mundo tu ombligo y dejando al aire tu tripilla prominente.

Mención aparte merece el empeño por recuperar, año tras año, los llamados vintages.

Estilos pseudo modernos con los que a los 30 puedes estar mona, incluso resultar atrevida, arriesgada y modernísima (ironías de la vida), pero que a  tu edad son matadores (estilísticamente hablando, por supuesto)

Prueba si no a llevar unos pantalones Principie de Gales, tejido clásico dónde lo hayas pero absolutamente tendencia este otoño, con una camisa abotonada hasta el cuello y un collar de perlas, otras 2 tendencias de temporada y verás que pasa…

Llegadas a este punto seguro que te estás deseando tener una la lista  de prendas adecuadas para cada edad que te salven look y la vida.

Pero, pese a lo que puedas leer en revistas de moda o en otros blog de estilo, la realidad es que esa lista no existe. No la hay.

Y es lógico…

Si no todas las mujeres tenemos el mismo aspecto a la misma edad, tampoco nos veremos igual ni no sentiremos cómodas con las mismas prendas.

Por no hablar de lo que tu carácter, personalidad y sentimientos influyen en tu forma de vestir.

Mi recomendación es que te vistas siempre con lo que te haga feliz. 

Y te ayude a lucir una imagen fresca, actual y estilosa a cualquier edad.

Así que voy a darte unas cuantas pautas:

Pautas para no vestir como tu abuela ( por muy elegante que fuera)

La marca

Te dará muchas pistas sobre el tipo de prendas que puedes adquirir y la edad de la clienta ideal a la que va dirigida.

En todas encontrarás las tendencias de cada temporada pero siempre adaptadas a lo que entienden es el grueso de su público.

En Stradivarius, Bershka o Hollister son escasas las posibilidades de encontrar algo con lo que te veas estupenda sin correr riesgos una vez que has cumplido los 40.

Zara o Mango tienen prendas para un abanico de edad mucho más amplio y nuestras posibilidades aumentan considerablemente.

La oferta de Massimo Dutti y Cortefiel va dirigida a una mujer más clásica. Podrás encontrar cosas interesantes pero corres el riesgo de pasarte de señora. Ten cuidado.

Hay marcas como Bimba&Lola, Bocetto, Cuple, Twin-set que ofrecen moda actual con mucho estilo a precios sensatos. Te lo comento por si buscas algo de más calidad y alternativo al low cost.

La decoración, la música y la edad de las dependientas son también una buena herramienta para saber qué puedes esperar de esa firma.

El color

El color es clave para rejuvenecer tu aspecto.

Por mucho que hayas oído que los neutros, blanco, negro, marino, marrón, gris, camel… sientan bien a todo el mundo la verdad es que según vas cumpliendo años avejentan y aburren.

No quiere decir que tengas que renunciar a ellos pero tendrás que combinarlos con tonos más luminosos y alegres si no quieres parecer una abuela ¿Hay algo más triste que un total look negro a los 50? ¿o el blanco impoluto cuando ya has hecho la Primera Comunión?

Peligrosos son igualmente los pasteles y los tonos fluor…

Usa el color para dar frescura a tu aspecto pero evita los extremos.

Y si dudas… a puesta por incluirlos en tus complementos, nunca meterás la pata.

Como vestite para no parecer mayor

Los estampados

No solo rejuvenecen y aportan dinamismo… además disimulan mejor los michelines que los colores lisos.

No pretendo que te lances a combinar estampados, eso, además de práctica exige un estilo muy innovador y arriesgado que igual no va contigo, pero prueba a incorporar una prenda o complemento estampado, aunque sea en tonos neutros, en tu look… ¡los resultados son instantáneos!

El largo de la falda

Nada envejece más que un largo demasiado largo.

Argumentos como rodillas feas, tapar varices o gemelos gruesos no justifican que lleves la falda por debajo de la rodilla.

Tengas la edad que tengas y especialmente si llevas medias, la altura ideal son varios centímetros por encima.

Si tienes unas piernas bonitas puedes subir el bajo un poco más hasta 10/12 cms. por encima de eso estas en el límite…. El modelo cinturón ancho o pantabraga no sienta bien ni a los 30.

Pantalones rotos

Están tan de moda que casi resulta imposible encontrar un par de vaqueros sin roces, rotos o agujeros, pero conviene no pasarse o tu resultará vulgar.

Este es un buen principio: A más años menos rotos…

Recuérdalo a la hora de comprarte unos pantalones destroyed

Como vestite para no parecer mayor2 psd

Color, estampados, el corte de las prendas… tienen mucho que decir a la hora de vestir con estilo a cualquier edad.

Y me encantaría saber cómo te las arreglas tu:

¿Llevas prendas que reflejan la edad que tienes?¿Crees que tu ropa te hace parecer mayor?

Déjame tu comentario. Estoy deseando leerte y contestarte.

Un abrazo,

Firma personalizada