¿Piensas que la única alternativa que tienes para parecer más alta es recurrir a los tacones?

Te equivocas.

Existen un montón de posibilidades de crecer unos cuantos centímetros sin necesidad de 

Perder el equilibrio

• Condicionar tu comodidad.

Someter a tus pies a un calvario.

Los tacones son lo obvio, la primera idea que se te pasa por la cabeza pero hay ocasiones en las que

La salud te lo impide

La moda te ofrece otras alternativas

 • La situación te lo desaconseja

Y no por eso tienes que renunciar a verte más estilizada y esbelta.

Con la ropa adecuada combinada con acierto y otros trucos de estilo que voy a darte en este post comprobarás que el mundo no se acaba en un par de tacones.

Elige el calzado plano que no te reste altura.

La altura del tacón es sin duda el elemento que contribuye de forma más directa a que te veas más alta.

Pero hay otra serie de detalles que debes tener en cuenta a la hora de elegir tus zapatos planos si no quieres parecer todavía más bajita.

♦ La puntera. Hay una gran diferencia entre optar por una puntera cuadra o redonda y una alargada.

Las primeras acortan ópticamente el pie y lo hacen más ancho restando esbeltez al conjunto de tu imagen.

Las alargadas causan el efecto contrario y por tanto son más recomendables en tu caso pero no significa que tengas que someter a tus pies a un nuevo suplicio.

Basta con optar por una puntera ligeramente estilizada en la que los dedos puedan moverse libremente.

Recuerda que zapatos con puntera en distinto color o simplemente con costura horizontal próxima a la misma tampoco son muy aconsejables.

Evita también todo tipo de calzado atado al tobillo o pantorrilla. Ópticamente cortan la pierna y te restan altura.

El color. Los colores lisos alargan el pie, si además son en nude o cualquier  otra tonalidad próxima al color de tu piel en efecto se multiplica.

Y cuando lleves pantalones, cuando más parecido sea el color del calzado a los de estos más alta te verás.

Recuerda que las cuñas son también una buena alternativa para ganar unos centímetros en tu caso siempre y cuando no tengas los tobillos y pantorrillas voluminosos.

Las prendas superiores e inferiores, juntas o por separado, también te ayudarán a ganar centímetros.

Vestir de un solo color y recurrir a un estampado de rayas son trucos de los que probablemente habrás oído hablar en alguna ocasión pero como en el caso del calzado, existe muchas más opciones.

♦El largo de las prendas es una cuestión fundamental.

En el caso de las prendas superiores, blusas, camisas, camisetas, chaquetas… mejor que no pasen de la cintura.

Las faldas puedes llevarlas tan cortas como tu comodidad y sentido común te permitan

O largas hasta los pies pero con la cintura alta. Aunque te parezca una contradicción en ambos casos alargan tu imagen.

Las que no te sientan nada bien son las que acaban entre las rodilla y los tobillos.

El escote en V contribuye a largar el tronco. Adelante con ellos.

La abotonadura sencilla en prendas superiores e inferiores genera una línea vertical que alarga y estiliza. Muy favorecedora en tu caso.

Evita los cinturones que parten tu cuerpo en dos. Los anchos son criminales. En caso de tener que usarlos mejor que sean finitos y del color de la prenda.

Tips para bajitas

Recuerda que cualquier línea vertical estiliza por tanto las costuras, pliegues, estampados e incluso la raya que la plancha deja en algunos prendas cómo los pantalones siempre te van a favorecer.

Otros detalles de imagen que también alargan tu figura.

Vigila tu postura. Y no solo por cuestiones de salud.

Mantener una postura erguida cuando andas, te sientas o estás de pie también contribuye a que te veas más alta así que ya sabes…

Hombros atrás, pecho fuera y cintura detro.

Vigila tu peinado. Y no solo porque lo primero que se ve de ti es tu cabeza.

El pelo corto o la media melena siempre te hará parecer más alta. Es una cuestión de proporciones.

Pero si optas por lucir una melena larga, las coletas altas y los recogidos altos siempre te harán ganar centímetros.

Ya ves que no necesitas recurrir a los tacones para ser una mujer de altura.

La ropa esconde un montón de secretos que te ayudan a corregir esos aspectos de tu cuerpo con los que no te sientes muy a gusto.

Por eso insisto tanto en la importancia de conocerte y saber qué te sienta bien.

Ninguna prenda es acertada o equivocada hasta que no te la pruebas y compruebas el efecto que provoca en ti. Eso determina el que te sientas a gusto con ella y te la pongas a menudo.

¿O quieres seguir jugando a la ruleta rusa cada vez que sales de compras?

 

Pin It on Pinterest