El deporte forma parte de mi vida. De mi estilo de vida.

Y si has echado un vistazo a mi página, ya sabrás que me he pasado la vida corriendo.

Si, lo reconozco, soy adicta al running.

Empezó por accidente y ya nunca me he recuperado.

Mi vida está llena de carretas populares en todas sus versiones… millas urbanas, 5 K´s, 10 K´s, medias maratones e incluso la maratón de San Sebastian en el 2008.

Esta adicción no me ha privado sin embargo de picotear de otros deportes. Cuando se trata de sudar la camiseta, da lo mismo, yo me apunto a todo.

Aunque es cierto que si hablamos de nivel de destreza y habilidad, el resultado en alguno de ellos es bastante cuestionable, en lo que a estilismos se refiere… ¡si que suelo estar a la altura!

3 estilimos para correr
No hay duda de que la motivación es fundamental a la hora de practicar cualquier deporte, pero tu vestimenta también importa… ¡y mucho!

Eso de dejar tu lado más fashion y estiloso en la puerta de gimnasio está absolutamente out.

Y que para hacer deporte cualquier cosa vale…¡más todavía!

El estilo no es de quita y pon.

Se tiene o no se tiene.… Y si se tiene se pone de manifiesto en el mercado, en la puerta del colegio, en la oficina, en el teatro ¡y en el gym!

No cometas el error de muchas famosas que asisten divinas de la muerte a una entrega de premios, un estreno o cualquier photocall pero cuando no hay cámaras delante parecen hospicianas…

Siempre te ve alguien, tu misma para empezar y no vas a echar por tierra, por unos cuantos duros, tu verdadero estilo.

Tu equipación es importante por salud y por estética.

Así que olvídate de las camisetas grandes de tu chico, los tops publicitarios, las prendas más viejas de tu vestuario y las sudaderas de algodón… puede que vayas muy cómoda pero estas jugando con fuego.

Los estilismos que te muestro te servirán de inspiración, pero ¡por si las flies! voy a recordarte algunos otros aspectos de imagen que rigen tanto si te calzas unos Stilettos como unas deportivas.

al gimnasio con estilo

Ve tomando nota…

Viste tu talla. La ropa ancha y suelta aporta kilos y oculta la sinuosidad de tu silueta.
La ropa estrecha pone en evidencia cualquier gramo que te sobre y, lo que es todavía peor, te da aspecto de poligonera.

Vigila tu ropa interior. Que lo que se ve luzca esplendido depende de lo que no se ve. Usar un sujetador deportivo de tu talla y adecuado a las exigencias del deporte en cuestión, protege los tejidos y ligamentos del pecho evitando el descolgamiento prematuro.

No es lo mismo practicar yoga que correr y quieres de mantener las lolas en su sitio, no parecerte a doña Rogelia.

No hay peor crimen de estilo que permitir que la braga se marca. Si no eres fan del tanga opta por bragas super finas sin costuras.

Utiliza prendas diseñadas para hacer deporte. Las prendas de algodón 100% pueden parecerte cómodas y frescas pero tardan en secarse y absorben la humedad.

El sudor se te pegará al cuerpo, las prendas pesarán más, puedes enfriarte e incluso padecer rozaduras en las zonas de fricción.

Elige entre la gran variedad de tejido especialmente diseñados para la práctica deportiva aquel que mejor se ajuste a la práctica de la disciplina en cuestión.

Cuidadito con los leggings. Ya se que son muy cómodos pero también muy cotillas.

Un culo grande embutido en unos leggings aumenta por arte de magia de tamaño; unos mulos anchos se ven más voluminosos con leggings; unas pantorrillas gruesas se pondrán en evidencia todavía más…

Los colores claros y los estampados aumentan kilos. No se trata de que vayas de viuda para disimular tu kilos, pero si esa es tu intención, entre el morado y el rosa chicle… ¡elige el primero!

looks para hacer deporte
Ojos con los piratas. Acortan la figura y atraén todas las miradas justo al gemelo. Si los tuyos son regordetes… ¡evítalos!

Atención a las joyas de la corona. No solo corres el riesgo de perderlas o que se rompan, además limitarán considerablemente tus movimientos.

Una cosa es que no salgas de casa sin tus pendientes, yo soy de esas y otra bien distinta que te confundan con la Virgen del Pino.

Mantén a raya los aromas… y olores. Tan peligroso como que te abandone el desodorante es atufar a todas tus compis de cardiobici con tu perfume… ¡por muy Chanel nº5 que sea!.

Un buen desodorante y una colonia fresquita son más que suficiente.

Sombra aquí, sombra allá. Si no puedes evitar el maquillaje… ¡redúcelo al mínimo!

Por muy bueno que sea, por mucho que te juren que se fija como el mejor pegamento de contacto… no hay rimel, colorete o sombra de ojos que permanezca en su sitio tras correr 10 km. o de una sesión de Bikram yoga.

Ten en cuenta estos detalles y te garantizo que incluso cansada, sudada y con agujetas estarás…

¡Divina de la muerte!

Por que mirarte al espejo, sentirte estupenda y verte atractiva no depende más que de tí.

Así que deja de ponerte escusas, malgastar tu dinero en ropa que no te queda como te gustaría y decídete de una vez a descubrir tu verdadero estilo.

Yo te ayudo. No tienes más que apuntarte aquí…

MeApuntoRectangular210x67verde

¡Y por cierto!… No te escapes sin dejarme tu opinión. Me las leo siempre y me encanta saber lo que piensas.

[br top=”10″]¡Feliz semana!

Firma personalizada

[br top=”25″]
banner ebook 2

[br top=”40″]

Pin It on Pinterest