Muchas de nosotras empezamos el día de mal humor.

Suena el despertador, ponemos el pie en el suelo y comienza una especie de carrera contra reloj… levantar niños, vestirlos, desayunar, ducharte y lo peor de todo… ¡vestirte!

A pesar de tener el armario de posibilidades pierdes un montón de tiempo tratando de encontrar qué ponerte, después de un montón de minutos contemplando el panorama te pilla el toro y acabas recurriendo a lo de siempre…

Un look muy parecido al que ya has llevado mil veces, que no acaba de convencerte y hace que salgas mosqueada ya de casa.

El armario lleno y todas las mañanas igual.

Aunque no seas consciente hay muchos factores, además de las prisas, que influyen en cómo te vistes cada mañana… Dormir bien y descansar, levantarte con buen ánimo, cómo te ves al levantarte, el tiempo que hace…

¿Por qué dejar entonces en manos de tantas incertidumbres una decisión que va a condicionar tu bienestar y tu humor todo el día?

Porque de lo que no hay duda es que cuando te ves bien, te gustas, te sientes cómoda con tu aspecto, tu ánimo es otro.

Lo cierto es que vestir bien cada día y de forma rápida no tiene ninguna ciencia, no supone ninguna complicación. Tan solo exige un poco de orden y planificación.

¡Vamos a ello…!

7 claves para vestir rápido y con estilo cada día

Pon orden en tu armario

Nada te va a simplificar tanto la vida a la hora de vestir como poner orden en tu armario.

Tenerlo todo a la vista, organizado y en buenas condiciones te permite ser consciente de lo que tienes, encontrar rápidamente lo que buscas y dar la posibilidad a tu cerebro de hacer combinaciones y mezclas de forma espontanea.

Exige una labor previa a veces tediosa y cansada pero te aseguro que el resultado compensa con creces el esfuerzo.

Puedes clasificar tu ropa cómo más cómodo te resulte, por tipo de prendas, colores, ocasión… lo importante es que te baste abrir el armario para ver todo lo que tienes.

Tenemos tanto que en ocasiones se nos pierde la ropa en el armario. Lo que no ves, olvidas y difícilmente te lo pondrás.

Consulta parte meteorológico

Existen multitud de apps que puedes instalar en tu móvil que te darán una previsión bastante aproximada del tiempo que hará el día siguiente.

Tenerlo en cuanta antes de elegir tu ropa te evitará tener que improvisar y hacer cambios de última hora.

Elige el look el día anterior

Con lo bien que se está en la cama por la mañana especialmente en invierno ¿Qué necesidad tienes de quitarte minutos de sueño, a veces muchos minutos y de exigir semejante esfuerzo al cerebro cuando todavía no se ha desperezado?

Dedicar unos minutos cada noche a elegir el look del día siguiente  te permite  decidir con calma y tranquilidad, probar nuevas combinaciones, repasar alguna prenda si fuera necesario, planchar, coser un botón…, ir más relajada por la mañana y lo fundamental, sentirte a gusto con tu elección.

No olvides la ropa interior

Parece una cuestión secundaria pero no lo es en absoluto.

Que las prendas exteriores te sienten como un guante, se adapten a tu silueta y te encuentres a gusto con ellas depende en gran medida de tu ropa interior.

No basta con que este en buen estado, sea bonita y sexy, además tendrás que asegurarte que es la más adecuada para las prendas que hayas elegido.

Una equivocada elección del diseño, el color o el tamaño pueden arruinarte el look… ¡Y el día!

¡Por cierto! En este apartado quedan incluidos pantys y calcetines.

Ropa interior

Elige bien el calzado

Son obviamente imprescindibles. Marcan la diferencia en tu look y condicionan tu comodidad, así que más vale no arriesgarte, especialmente si vas a estar muchas horas fuera de casa.

Repasa tu agenda y elige el calzado que por supuesto combine bien con el resto de tu vestimenta pero que te permita atender tus obligaciones con comodidad.

Deja preparado el bolso

Exactamente igual que hacías cuando ibas al colegio.

Aunque vayas a llevar el mismo que el día anterior nunca está de más asegurarte de que llevas todo lo necesario…monedero, gafas, móvil, kleenex, llaves de casa/coche…

Es una cuestión que solemos dejar para el último momento y que a menudo nos genera estrés, pérdida de tiempo y hace que olvidemos en casa cosas imprescindibles.

Piensa en los complementos

Collar, pendientes, gafas de sol, paraguas, bufanda son complementos a tener en cuenta.

Recuerda que el look más básico y corriente puede transformarse en extraordinario con los complementos adecuados.

No necesitas ponértelo todo a la vez. Recurre a aquellos con los que te sientes cómoda y favorecida y que sean imprescindibles para hacer frente a las condiciones atmosféricas.

Vestirte bien y rápido cada día es una cuestión de hábito.

Cuanto más practiques más sencillo te resultará.

Si me haces caso y pones en práctica mis consejos verás los resultados en pocos días.

Sé que ordenar el armario o preparar la ropa el día anterior son cuestiones que todas nos plantemos como propósitos cada año pero que luego caen en el olvido ¿Qué tal si esta vez no esperas al año nuevo y empiezas hoy mismo?

¿O tu ya has hecho los deberes?

 

Pin It on Pinterest