fbpx

Pensar en diciembre es pensar en Navidad.

Y con ello en las luces, las compras, los regalos, la familia y por supuesto, en las comidas y cenas navideñas.

Desde las de obligado cumplimiento como Nochebuena, Navidad, Fin de Año, etc…

Pasando por las del trabajo.

Hasta las que te montas con tus compis de padel, las amigas del colegio, las del barrio, la del insti… y con cualquiera, más o menos cercano, dispuesta, como tú, a organizar un sarao sin otra excusa que la Navidad.

Y para todas, independientemente de lo formales o no que puedan ser, necesitas un look.

Porque otra cosa no, pero cuando se trata de un reencuentro anual, de dar en las narices a tu cuñada o simplemente poner los dientes largos a tus comprañer@s de trabajo, no puedes bajar la guardia.

Tienes que estar más divina de la muerte que nunca.

Pero respira que no por ello vas a tener que quemar la visa, bastante perjudicada ya con los gastos propios de estas fechas.

Ni pasarte horas deambulando por tiendas abarrotadas de desesperadas en busca de un look con el que dar la campanada.

Nada de eso.

Tu llevas tiempo siguiéndome y sabes que:

  • Con tu fondo de armario, el que has ido montando con tiempo, planificación y sentido común.
  • Alguna tendencia o prenda original que hayas incorporado para multiplicar las posibilidades de tus básicos.
  • Y unos cuantos complementos, alegres, diferentes y tendencia,
Cómo combinar un LBD para conseguir un look de fiesta.

Puedes conseguir varios looks fiesteros, con estilo y adecuados para pasar con nota cualquier compromiso.

Así que abre tu armario, porque aquí tienes ejemplos varios de los que puedes hacer con tu LBD, el aburrido traje de chaqueta y tus adorados vaqueros como protagonistas.

Simplemente combinándolos con otras prendas y complementos de siempre.

Prendas que ya tienes en el armario y que dan mucho más juego del que imaginas.

Cómo combinar ropa

Y ahora un spoiler como en el cine.

Los looks que te muestro en este post son algunos ejemplos de los más de 150 que he montado con tan solo 17 prendas y una docena de complementos.

Soy consciente de que uno de los mayores retos a la hora de vestirte es precisamente ese, el de combinar lo que tienes.

Dudas de si una prenda pega con otra, de si los colores se llevan bien, de si un look es adecuado para un evento u ocasión y al final estás tan abrumada que acabas tirando la toalla y recurriendo a lo de siempre, 10 o 12 prendas que representan una mínima parte de lo que tienes.

Pero el problema no es el de vestir con poco, sino el de verte siempre igual.

Acabas aburrida, harta, depre y frustrada.

Cómo combinar un vaquero para conseguir un look chic

Para ayudarte con este tema, me puse a trabajar hace meses en un curso que estoy a punto de lanzar.

Se llama Un armario a tu medida y el objetivo es mostrarte, paso a paso, cómo disponer de todo lo que necesitas para cubrir tus necesidades diarias de vestuario y aquellas que puedan surgirte ocasionalmente, con la tranquilidad y seguridad de que vayas dónde vayas, siempre estarás perfecta: guapa, favorecida, a gusto y acertada.

Y cómo te decía hace un momento, lo mejor de todo es que se trata de prendas iguales o muy parecidas a las que ya tienes en el armario, es decir, no vas a tener que gastarte un céntimo, si no quieres, para solucionar tus problemas de imagen y vestuario para siempre.

  • Sin gastarte un céntimo en ropa si no quieres.
  • Sin tener que estar continuamente yendo de compras.
  • Sin perder horas y horas cada día delante del armario.

El curso sigue exactamente el método de trabajo que sigo con mis clientas y está repleto de videos explicativos, plantillas y ejercicios que te servirán para ir avanzando a tu ritmo, sin dificultad y que yo supervisaré, si tú quieres, porque contarás con apoyo online.

No te adelanto más de momento, pero me encantaría saber qué te parece la idea y si quieres ser una de las primeras en enterarse del lanzamiento.

De momento aquí tienes un pequeño aperitivo con el que vas a resolver tus looks de fiesta los próximos días.

Ahora solo te queda disfrutar.