Vestir de un solo color estiliza y adelgaza.

Vestir de dos colores aporta dinamismo, especialmente cuando el contraste entre ambos tonos es grande. Blanco/Negro.Verde/Naranja.

Vestir de 3 colores es un punto y aparte. Es otra dimensión.

Yo soy defensora absoluta del color y partidaria a muerte de apostar, siempre que se pueda, por incluir en tu estilismo ese tercer color que marca la diferencia.

Se puede ir correcta, elegante, acertada, vistiendo únicamente de uno o dos colores pero es justo el tercero el que hace que tu imagen adquiera la categoría de extraordinaria.

Ya sé que no siempre resulta sencillo incluirlo en tu look sin correr el riesgo de meter la pata.

Que bastante tienes con vestirte cada día sin perder horas delante del armario tratando de decidir Qué me pongo hoy…

Pero hazme caso.

Es mucho más sencillo de lo que te imaginas y el cambio es abismal.

3 color negro

3 razones para incluir un tercer color en tu indumentaria

1. Marca la diferencia.

Si sigues las pautas a la hora de vestir de la mayor parte de las mujeres corres el riesgo de pasar desapercibida. De que nadie repare en ti.

Ya sé que las monjas y tu madre te enseñaron eso de que en el término medio está la virtud.

Y quizá sea así en otros aspectos de la vida pero créeme, a la hora de vestir marca la diferencia.

Obviamente no se trata de llamar la atención gratuitamente. Nada de antes muerta que discreta. Pero ¿No te encanta que cualquiera elogie tu indumentaria o te pregunte dónde te has comprado tal o cual prenda?

Claro que sí. Es algo que nos pasa a todas y que difícilmente vestida de negro de arriba abajo vas a conseguir.

Recuérdalo siempre…

Ser una más es ser una menos.

2. Aporta carácter y personalidad.

La elección del tercer color tiene mucho que ver con tu forma de ser y de desenvolverte en la vida.

Muy probablemente si eres una persona introvertida, discreta y ordena te decidirás siempre por tonos que guarden entre sí similitud y armonía.

O por combinaciones tradicionales con las que no corres riesgos.

Azul/Blanco/Rojo. Blanco/Negro/Rojo.

Si por el contrarío eres una persona jovial, extrovertida y sociable no tendrás problemas a la hora de elegir tonos en contrastados, completamente opuestos que darán como resultado looks más llamativos y arriesgados.

Muy probablemente el trío Azul/Blanco/Rojo para ti se convierta en Azul/Blanco/Amarillo.

Y no tendrás reparo en combinar el fucsia, naranja o morado con el Blanco/Negro.

3 color bicolor

3. Anima y da vida.

Claro que siempre depende del tono elegido.

Si es opaco el resultado será más frío, oscuro y formal que si se trata de un tono luminoso… verde hierba, turquesa, coral.

Pero el simple hecho de romper el monocolor o bicolor con un tercer tono, estimula y aporta agilidad y vitalidad no solo a tu imagen. También a tu vida.

Recuerda…

Si el día se presenta negro, vístete de rojo.

Si ya sabes qué colores son los que más te favorecen, cuáles te aportan belleza, cuáles debes evitar, anímate a mezclaros hasta que encuentres tríos con los que aportar a tu aspecto personalidad, elegancia y estilo.

Ya viste lo que el color es capaz de hacer con un clásico traje de chaqueta.

3 color tricolor

Por cierto,

¿Cuantos colores combinas normalmente a la hora de vestir?
¿Cuáles son tus combinaciones favoritas?

Firma personalizada

[br top=”25″]
banner ebook 2

[br top=”40″]

Pin It on Pinterest