Lo sé, editar tu armario no es tarea fácil.

Además de lo duro que resulta deshacerte de prendas en las que has gastado un montón de dinero.

Crees que cuanto más ropa tengas más fácil te será vestirte cada mañana.

Y te agarras como un clavo ardiendo al por si acaso como último recurso antes de echar nada al motón de dar, regalar o vender.

  • Por si acaso adelgazo.
  • Quizá me inviten a tal o cuál evento la próxima primavera.
  • A lo mejor vuelve a estar de moda.
  • [br top=”10″]

    Pero tu sabes la verdad.

    Y no porque me lo hayas escuchado mil veces.

  • Si no porque estás harta de volver a colgar cada temporada en tu armario prendas que no te has puesto en los últimos 2, 4, 6 o incluso más años.
  • Estas aburrida de pelearte cada día con un armario lleno y acabar saliendo a la calle con lo mismo de siempre.
  • Te sientes frustrada porque no acabas de verte como te gustaría.
  • [br top=”10″]

    Una prenda que no te has puesto en 2 temporadas no te la volverás a poner

    Esa es la realidad.

    Hace unos días te deje esta infográfia en la que te explicaba cómo hacer limpieza en tu armario.

    Pero por si todavía te resistes o no sabes por dónde empezar, hoy te voy a enumerar las 20 cosas que tienes que eliminar de tu armario para simplificar tu vida.

    Porque aunque te resulte difícil de creer, de como empieces el día depende en gran medida tu estado de ánimo para el resto de la jornada.

    Así que vamos a ello…

      1. Todo lo que te haya regalado un ex.

    [br top=”10″]

      2. Cualquier prenda que te traiga malos recuerdos o te haga sentir triste.

    [br top=”10″]

      3. Vestidos, camisas, chaquetas… con hombreras, a pesar de que vuelvan a ser tendencia.

    [br top=”10″]

      4. Los vaqueros que llevabas al instituto y que no te han vuelto a cerrar desde entonces.

    [br top=”10″]

      5. Esos taconazos estupendos con los que no puedes dar un paso.

    Entre tacones Sarenza

      6. Y esos zapatos con menos tacón pero que te hacen un daño de muerte.

    [br top=”10″]

      7. Ropa que necesitas arreglar y que nunca llevas a la modista.

    [br top=”10″]

      8. Ese sombrero que te compraste con mucha ilusión pero con el que no acabas de verte.

    [br top=”10″]

      9. Esa mini, tan mini, que ni tu sobrina de 15 años se atreve a ponerse.

    [br top=”10″]

      10. La blusa transparente que nunca tienes ocasión de llevar.

    [br top=”10″]

      11. Ropa prestada ¿No crees que va siendo hora de que la devuelvas?

    [br top=”10″]

      12. Cualquier prenda manchada cuya mancha no sale ni con KH-7.

    [br top=”10″]

      13. Pantalones de chándal que no usas para hacer deporte.

    [br top=”10″]

    [br top=”10″]

      15. Prendas repetidas. Por muy básicas que sean no necesitas 3 iguales.

    [br top=”10″]

      16. Todo lo que te recuerde que te sobran kilos.

    [br top=”10″]

      17. El vestido de madrina de la boda de tu hijo. No te lo volverás a poner.

    [br top=”10″]

      18. El vestido de dama de honor de la boda de tu mejor amiga, por lo mismo.

    damas de honor

      19. Ropa interior que impide que la exterior te siente bien.

    [br top=”10″]

      20. El sombrero mejicano que te trajiste de Acapulco.

    [br top=”10″]

    Tener menos ropa no implica tener menos posibilidades a la hora de vestir.

    Lo que si reduce dramáticamente es el estrés, las frustraciones y la perdida de tiempo que vestirte cada mañana te generan.

    Si a pesar de todos mis post y mis indicaciones no te ves con ánimo de meterle mano a tu armario y simplificar tu vida de una vez por todas, echa un vistazo a mi servicio de Análisis de armario.

    Ni te imaginas cómo cambiará tu vida.

    ¡Por cierto!

    ¿Qué otras prendas se te ocurren que deberías eliminar de tu armario hoy mismo?

    Un beso,
    Firma personalizada

    [br top=”40″]
    banner ebook 2
    [br top=”10″]

    Pin It on Pinterest