Con la llegada de la primavera y el buen tiempo llega también el momento de editar tu armario.

Y digo editar y no cambiar porque hay una gran diferencia entre una tarea y otra.

Cambio de armario 

El cambio de armario, lo que probablemente haces, cosiste básicamente en

  • Idas y venida al trastero.
  • Descolgar y colgar prendas
  • Vaciar y volver a llenar cajones.

Para tener de nuevo un armario lleno de ropa que en su mayoría no te pones pero sigues conservando sin saber muy bien porqué.

O estas segura de que

  • ¿Todo lo que hay en tu armario te lo pones?
  • ¿Todo lo que tienes te favorece y te hace sentir a gusto?
  • ¿Toda tu ropa se adapta a tu estilo de vida?

 

Editar tu armario

Editar tu armario va más allá. Se trata de una tarea de la que obtienes un gran beneficio y que implica

Revisar, seleccionar, eliminar y poner orden

en tus prendas en complementos.

Obviamente se trata de un proceso que lleva algo de tiempo pero el beneficio de disponer de un armario a tu medida es tan grande que supera con crees el esfuerzo. 

¿Te imaginas lo que supone disponer de un armario

En el que todas las prendas son reflejo de ti misma y de tu estilo de vida actual?

En el que todas las prendas se combinan fácilmente entre si y te resuelven el look de cualquier actividad y evento?

En el que no te cuesta elegir qué ponerte cada día porque tienes la certeza de qué todo te hace lucir atractiva?

De nada te sirve tener la ropa de primavera/verano a tu alcance si vestirte cada día sigue siendo una tarea frustrante con la que solo consigues ponerte de mal humor.

10 razones por las que con un armario editado vistes mejor

  • Porque de un vistazo ves todo lo que tienes.
  • No tienes que rebuscar. En un momento localizas lo que quieres.
  • Te cuesta menos elegir las prendas y combinarlas.
  • Cada prenda está colgada en su percha y está en perfecto estado sin arrugas, sin manchas, sin un bajo descosido. No tienes que andar improvisando en el último momento.
  • Todo lo que tienes es ropa que te sirve, te favorece y te hace sentir bien no dudas. 
  • Para cada prenda inferior tienes al menos 3 prendas superiores. Lo que multiplica tus posibilidades. 
  • Tu ropa es versátil y te ofrece distintas posibilidades de looks. Todo te sirve para cualquier ocasión.
  • No tienes prendas sin estrenar porque todo te lo pones.
  • Eres capaz de vestirte cada día sin perder horas delante del armario.
  • Te miras al espejo y te sientes tu misma…

Y eso,aunque no tengas el vestidor del anuncio de Heineken… te hará muy feliz.

Descargate aquí la guía que he te he preparado para que tengas claro que conservar y que retirar de tu armario aprovechando el cambio de temporada.

Tener menos ropa no significa tener menos dónde elegir. 

 

 

Pin It on Pinterest