Cambio de imagen. El único método que funciona.

Escrito en la categoria: Imagen Personal, No sin estilo

Cambio de imagen. El único método que funciona.

¡Yo ya he tirado la toalla!

Esas fueron las palabras de Laura, amiga de una clienta, cuando visitó mi tienda antes de Semana Santa con idea de comprarse algunas prendas de primavera.

Según me contó llevaba años y múltiples intentos de mejorar su imagen. De cambiarla.

Lo había intentado cuando cambio de puesto de trabajo y sus nuevas competencias la obligaron a relacionarse con otro tipo de gente.

Lo volvió a intentar cuando sus hijos crecieron y empezó a disponer de algo más de tiempo para ella misma.

Y lo intentó por último hace 4 años cuando se divorcio…

El resultado según ella siempre el mismo… ¡Fracaso absoluto!

Después de gastarse el dinero en ropa nueva, peluquería y apuntarse incluso hasta a un curso de automaquillaje seguía viéndose fatal.

Vieja, anticuada, rancia, sosa, sin ninguna gracia.

Así que ya se había dado por vencida y había vuelto a lo de siempre…

Trajes de chaquetas clásicos, camisas lisas, colores neutros y zapatos de salón para trabajar.

Vaqueros, camisas de rayas o cuadros y oxfords o deportivas para el fin de semana.

Exactamente lo mismo que según me contó llevaba vistiendo los últimos 15 años.

¿Cómo no iba a sentirse aburrida y anticuada?

Cambio de imagen. El único método que funciona.

Después de charlar un buen rato y de que me contara qué habían consistido sus intentos, básicamente cortarse el pelo, teñirse y comprarse un montón de ropa nueva y súper moderna que veía en las revistas la convencí para que lo intentara un vez más.

Pero esta vez con mi método…

“El único método probado a nivel mundial que funciona y cuyos resultados son para toda la vida”

Laura puso exactamente la misma cara, e imagino que se le paso por la cabeza lo mismo que a mí cuando me hablan de dietas para perder 5 kilos en una semana, eliminar la celulitis en 20 días o acabar con las patas de gallo en 30 y tienes que empezar por gastarte el dinero, a veces mucho dinero, en un producto milagro.

Como le dije a Laura aquella tarde y te he comentado a ti muchas veces, no hay productos milagro.

No existe ropa que te haga verte joven, guapa y estilosa en cuestión de minutos si no te lo curras un poco.

Cambiar, mejorar o sacar más partido a tu imagen no es misión imposible pero si requiere un poco de esfuerzo por tu parte para lograrlo.

Siguiendo estos 3 pasos tienes el éxito asegurado.

Conócete

Es el punto de partida para empezar a trabajar así que coge lápiz y papel y contesta a las siguientes preguntas…

  • ¿Cómo eres? ¿Cómo es tu personalidad? Seria, divertida, introvertida, alegre, insegura…
  • ¿De qué partes de tu cuerpo te sientas más orgullosa y de cuales no?
  • ¿Qué aspectos de tu imagen impiden que te veas cómo te gustaría? Los colores que usas, el tipo de prendas que vistes, la forma en la que las combinas…
  • target

    Fija tu objetivo

    Ahora que sabes quién y cómo eres debes tener igual de claro lo que quieres conseguir…

  • ¿Cómo te gustaría verte? Más joven, más delgada, más actual, más sexy, seria, femenina, elegante, glamurosa…
  • ¿Qué te gustaría que transmitiera tu imagen? Elegancia, sensualidad, seguridad, armonía, tranquilidad, profesionalidad, cercanía.
  • Enumera tus recursos

    O lo que es lo mismo, has un listado con las prendas y complementos que te ayudarán a conseguirlo.

    Como ya expliqué en No sin estilo lo más práctico y efectivo es que realices tu propio mood board o tablero de inspiración.

    coach mood board
    Echa un vistazo a las revistas o Pinterest y recopila en una carpeta o archivo imágenes que reflejan los rasgos que deseas que transmita tu imagen.

    Puede tratarse de colores, texturas, tipos de letras, telas, lugares, paisajes, comida y por supuesto moda, estilismos, prendas, fotos de personajes famosos cuyo estilo se identifica con el tuyo pero sin limitarte a esto último.

    Una vez que lo hayas completado tendrás una idea bastante clara y aproximada del tipo de prendas, colores, tejidos, escotes, etc. que funciona para ti.

    Es entonces cuando debes volver a tu armario y valorar que prendas de las que tienes pueden ayudarte a reflejar la imagen que deseas.

    Puede que las tengas que combinar de otra manera, con otros complementos pero por mi experiencia te aseguro que mucho de lo que tienes ya es absolutamente reciclable y adaptable a tu nueva imagen.

    Esto te llevará un poco más de tiempo pero salvo en los programas de la tele un cambio de imagen eficaz y definitivo no se realiza en pocos minutos.

    Comprando sin estar absolutamente segura de que te sienta bien con suerte te servirá para verte guapísima y estupenda un rato o con unas determinadas prendas pero no durará más de lo que dura un programa de tele.

    O lo más probable es que te suceda como a Laura y tras gastar gastarte un pastizal en ropa, sigas sin verte y acabes tirando la toalla.

    Las que han seguido los consejos y realizado las actividades que propongo en No sin estilo saben que mirarse al espejo y sentirse encantadas con su aspecto lleva un poco más de tiempo, tampoco tanto, pero se consigue si o si.

    Y ahora cuéntame ¿ Alguna vez te has sentido como Laura?¿has conseguido que tu aspecto refleje la imagen que quieres?¿cómo lo has hecho?

    Un abrazo.
    Firma personalizada

    banner ebook 2

    4 Comentarios

    1. Alicia Responde

      Sí, me he sentido así. Tomé la decisión que debía:llamé a Maqui. Hay veces que vuelves a lo de antes por “falta de tiempo” pero si te detienes 10 min y piensas en sus consejos, la cosa cambia. Me ayudaste mucho Maqui y te tengo muy presente. Gracias

      • Maqui Bourgon Responde

        Cómo me alegra saber de ti Alicia y que después de los años que han pasado desde que trabajamos juntas para sacarle más partido a tu imagen sigas poniéndolo en práctica. Estoy segura de que la fase en la que te sentías tan frustrada con tu aspecto es parte del pasado. Un beso grande mi niña.

    2. Montse Esplugas Responde

      Es un placer leerte, lo haces ver todo sencillo y posible, pero…… no es tan fácil, aunque lo que si te doy toda la razón es que siguiendo tus pautas y dedicándole un poco de tiempo se consigue. Muchísimas gracias x no “tirar la toalla” con tus post.

      • Maqui Bourgon Responde

        Nadie nos ha enseñado nunca a vestirnos por eso es normal que cometamos errores una y otra vez hasta que aprendemos como hacerlo. Luego es cuestión de seguir “la receta”. Como en la cocina… cuando sabes cuales son los ingredientes, en este caso colores, prendas, tejidos, cortes es cuestión de combinarlos en su justa medida. Un besito

    Deja una respuesta

    TU TAMBIÉN PUEDES SENTIRTE ASÍ
    El problema no es tu talla, peso o edad… es tu ropa. Y aprende a vestirte para sentirte atractiva.
    Tu información no será compartida con nadie.